Nuestras historias

Cuando piensas en seguros, probablemente te vienen a la mente desastres naturales, accidentes o una gran pila de documentos con letras pequeñas. En Chubb, pensamos en esto de manera diferente. Para nosotros, los seguros tienen que ver con una sola cosa: Habilidad Técnica Superior. Es lo que somos. Es lo que hacemos. Es la manera en que servimos a nuestros clientes.

La habilidad técnica superior consiste en crear algo desde cero. Se trata de moldear y dar forma a nuestra cobertura para llegar a lo que nuestros clientes exactamente necesitan. Se trata de tener las habilidades y el conocimiento experto para encontrar la mejor manera de hacer el trabajo y completarlo.

En Chubb, combinamos nuestra pasión por servir con décadas de experiencia y excepcionales recursos financieros para entregar los mejores productos de seguros para la gente y las empresas, tanto grandes como pequeñas. La habilidad técnica superior significa poner a nuestros clientes en primer lugar. Por ello, sus historias son nuestras historias.

40 millones de personas en México no están conectados a Internet. Todavía.

ALTÁN Redes está trabajando para hacer que eso suceda. En colaboración con múltiples socios financieros y el gobierno mexicano, están construyendo una red inalámbrica compartida a lo largo del país. Esto llevará Internet a la gente en México que nunca antes se había conectado, generando innumerables oportunidades para continuar la educación, lograr el avance económico y tener una sociedad civil más fuerte. 

Chubb emitió una fianza de garantía que ayudó a dar confianza a todas las partes involucradas para firmar el acuerdo y seguir adelante con el proyecto. Adicionalmente, Chubb suscribió pólizas para cubrir el riesgo de construcción, la exposición ambiental y el daño potencial a la red.

Desde compañías globales multinacionales hasta compañías locales y nuevas empresas, Chubb ofrece una gama completa de seguros y conocimiento experto de su industria para servir prácticamente a cualquier necesidad de negocio.

Coches Voladores. Aterrizaje Forzoso.

Una mañana de 2014, el Museo Nacional del Corvette necesitó ayuda. Durante la noche, un gigantesco hundimiento se tragó un piso entero del museo, llevándose con él ocho Corvettes invaluables. Para el momento en que llegaron los primeros socorristas y el personal del museo, los automóviles se habían estrellado contra el lodo y las rocas en el fondo del gigantesco hoyo.  

Chubb respondió inmediatamente. Después de que los ingenieros evaluaron las implicaciones de seguridad, Chubb tomó la decisión de permitir que el museo reabriera sus puertas inmediatamente. Al brindar acceso rápidamente a la prensa, el museo generó publicidad alrededor del mundo. El interés y el gran número de visitantes crecieron inmediatamente. El equipo directivo del museo contempló el cómo mantener esa mayor atención. La flexibilidad de Chubb le permitió al museo considerar sus opciones y reconstruir el edificio con el hundimiento siendo parte de su exhibición. Esto rindió frutos. El Museo Nacional del Corvette continúa siendo más popular que antes del famoso incidente del hundimiento.   

Instituciones culturales como museos, bibliotecas y acuarios enfrentan desafíos especiales y con frecuencia carecen de apoyo profesional. Los servicios de gestión de riesgos de Chubb y los productos de seguros hechos a la medida, pueden proteger a estas instituciones de una gran cantidad de riesgos, tanto conocidos como desconocidos.